enero 13, 2016

Tlazoltéotl


De piel dorada 
un fino tesoro 
se oculta 
en tu carne, 
lejos 
de saqueadoras 
naves 
con velas negras. 
Se oculta
en la cruz 
de tu osamenta, 
se oculta 
en su sombra 
obtusa. 
De piel dorada 
busco 
mi destinatario 
predilecto,
busco  a tientas 
algo de luz
en la oscuridad
del edén.